NUESTRA PROPUESTA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

Como respuesta a los grandes retos que un uso eficiente de la energía nos plantea, desde el GRUPO ORTIZ y como parte de nuestro trabajo en I+D+i hemos desarrollado nuestra propia apuesta en este sentido, incorporando las más avanzadas tecnologías y nuestra experiencia de trabajo en diversos campos. Con el objetivo de desarrollar un sistema de control automático de la iluminación de grandes instalaciones (almacenes, industrias, grandes oficinas, edificios singulares…) con máxima eficiencia energética y potencial de ahorro hemos desarrollado una propuesta que ponemos al alcance de todos nuestros clientes y del sector industrial en su conjunto. Nuestro sistema puede incorporar además otros elementos de control como calefacción y aire acondicionado, situando las posibilidades de ahorro en el consumo entorno al 22-30% con respecto a un sistema manual.

La propuesta integral que realizamos se articularía en las siguientes fases:

FUNCIONAMIENTO

El sistema regula de forma automática la luminosidad de todos los dispositivos de una instalación a partir de los datos obtenidos en tiempo real y los parámetros establecidos previamente, optimizando al máximo el consumo de energía y manteniendo en todo momento la intensidad luminosa necesaria.

A diferencia de otros sistemas existentes en el mercado, en este caso el control se realiza de forma completamente automática, adaptándose al entorno de forma continua y con un alto grado de flexibilidad. Se introducen también mejoras con relación a sistemas ya existentes en cuanto a las posibilidades de control remoto e interfaz con el usuario.

OBJETIVOS DEL SISTEMA

Se plantean como objetivos del sistema y como componentes principales de la dimensión innovadora y de mejora del mismo los siguientes puntos:

  • Tener siempre las necesidades concretas de iluminación cubiertas.
  • Lograr un importante ahorro en consumo eléctrico (entre el 22-30% del consumo en iluminación según las estimaciones realizadas).
  • Alargar la vida útil de las lámparas regulables, puesto que son utilizadas en función de las necesidades y en regímenes normalmente inferiores a las tensiones máximas establecidas por el fabricante.
  • Tener un sistema automático que funciona sin intervención humana los 365 días del año, las 24 horas del día.
  • Disponer de información de consumos y una monitorización completa y continua del sistema.


Inicio | Contacto | Servicios | Localización | Mapa Web